Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

En los niños el ser movido, aburrirse con facilidad o ser despistado son comportamientos muy frecuentes y característicos de esa edad. Sin embargo, si tu hijo tiene grandes dificultades para mantener su atención en clase o ante las tareas, tiene mal rendimiento escolar por estar siempre distraído, o es incapaz de estar quieto e incluso sentado en la clase, con dificultades para esperar su turno y una gran impulsividad; podría estar padeciendo un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH. Pero gracias a los avances de la neurociencia y el estudio del cerebro, hoy tenemos alternativas eficaces para que tu hijo pueda superar este problema.

El TDAH es un problema neurobiológico. Hemos descubierto que en el cerebro de las personas con TDAH hay una actividad menor de lo normal en las zonas frontales y centrales del cerebro que son responsables de la atención, la planificación y el control de los impulsos. Cuando estas regiones no funcionan de forma adecuada, como el TDAH, la persona tiene dificultades en estas áreas.

QEEG_TDAH

Normalmente el tratamiento del TDAH se realiza con medicación. Sin embargo, muchas veces los niños con este tratamiento sufren efectos secundarios indeseados como insomnio o falta de apetito, o los medicamentos resultan insuficientes para resolver las dificultades del niño. Además, el tratamiento farmacológico acaba siendo de por vida, ya que en cuanto la persona deja de tomar el tratamiento las mejorías desaparecen. Sin embargo, hoy existe otra alternativa sin estos inconvenientes: el Neurofeedback, desarrollado por neurocientíficos y psicólogos, altamente eficaz para la mejora de la atención, la hiperactividad y la impulsividad, no invasivo, sin efectos secundarios y de beneficios duraderos. Mediante Neurofeedback se enseña a la persona cómo activar y fortalecer estas regiones del cerebro, consiguiendo una notable mejora en la capacidad atencional, la concentración, y el autocontrol.

Más de 100 artículos científicos han demostrado la utilidad del Neurofeedback para aumentar la capacidad de concentración y atención así como disminuir la hiperactividad, la impulsividad y la distracción en los niños y adultos con TDAH. Se ha observado que los niños tratados con neurofeedback mejoran significativamente su rendimiento académico así como su comportamiento, así como que el Neurofeedback presenta una eficacia comparable a la medicación en la mejora de los síntomas nucleares del trastorno, con la ventaja de que los efectos persisten una vez acabado el tratamiento. El seguimiento a largo plazo de 10 años con adultos con TDAH que de niños recibieron entrenamiento con neurofeedback mostró que las mejoras seguían manteniéndose en la edad adulta (Lubar, 1995). Recientemente, la Academia Americana de Pediatría ha declarado que el tratamiento con Neurofeedback para este trastorno cuenta con el mismo nivel de apoyo científico que los medicamentos como el Concerta.

Además, Neurofeedback es una actividad muy motivadora para los niños y facilita su implicación, ya que se utilizan estímulos como vídeos, videojuegos, etc. durante el entrenamiento.

Leer más sobre Neurofeedback

Artículos sobre Neurofeedback

Si quieres concertar una cita para iniciar un tratamiento con Neurofeedback,o tienes dudas que quisieras resolver,por favor llama al 652 71 32 88 o envíanos un mensaje y te informaremos de cómo podemos ayudarte