Dificultades del aprendizaje motor: Características visoespaciales del trastorno.

Como se comentó en una entrada anterior, en el trastorno del aprendizaje no motor son tres visoespaciallas áreas que se ven afectadas: la motora, la visoespacial y las habilidades sociales. Hoy nos dedicaremos a explicar que son los défictis visoespaciales y cuáles son los comportamientos de nuestros hijos que pueden señalar un posible trastorno de  este tipo.

Por procesamiento visoespacial se entiende todas aquellas habilidades cognitivas relacionadas con la orientación en el espacio, la localizacion de objetos, el cálculo intuitivo de distancias, la comprensión de las relaciones espaciales entre objetos o cosas ( delante, detrás, derecha, izquierda, etc), recuerdo de la posición de los objetos, organización del espacio disponible, localizar objetos en el espacio, analizar forma de los objetos, etc. Así, es una función fundamental para tareas de muy diversa índole tales como realizar el recorrido de casa al trabajo ( nos guiamos por puntos de referencias y realizamos un esquema mental del recorrido), al agarrar algún objeto con la mano ( hacemos un cálculo mental de la distnacia entre nuestra mano al objeto), al realizar o copiar un dibujo, al escribir a mano manteniendo los renglones paralelos o al sortear algún obstáculo a tiempo cuando conducimos.

En definitiva un buen desarrollo visoespacial nos permite desplazarnos con seguridad, manipular y utilizar objetos u orientarnos en el espacio. A nivel educativo también es necesario para realizar las primeras operaciones aritméticas ( ordenar unos números en relación a otros), comprender mapas en geografía ( posición de los países , ciudades y accidentes geográficos), organizar el texto en el espacio disponible, o realizar esquemas y pictogramas del material estudiado. Por ello es probable que un niño que tenga problemas de tipo visoespacial presente problemas tanto a nivel educativo como en otras actividades diarias.

Para valorar si un menor posee este tipo de problemas es necesario certificar antes que no se deben a defectos en la visión ( como puede ser miopía), ni a alguna alteración relacionada con un trastorno generalizado del desarrollo, retraso mental o madurativo que pueda explicar mejor los déficits observados. Algunos comportamientos de nuestros hijos pueden ponernos sobre aviso:

  • Derrama vasos con bastante frecuencia.
  • A menudo, al dejar objetos sobre la mesa, las deja en lugar inadecuado o al borde de la mesa.
  • Rechaza juegos manipulativos que requieran cierto orden (puzzles, cubos, etc).
  • Se pierde con facilidad en sitios novedosos.
  • Al colorear un dibujo en blanco “se sale” de las lineas.
  • Se resiste a cambiar rutas que sabe de memoria.
  • Comete erroes a la hora de copiar series de números o el orden de letras.
  • Al recordar lugares y escenas puede recordar gran cantidad de objetos, pero en cambio presenta dificultades cuando tiene que ubicarlos en un lugar concreto.
  • Le cuesta mucho trabajo escribir renglones rectos en una hoja en blanco.
  • Confunde conceptos como derecha/ izquierda o tirar/ empujar.
  • A menudo, tira cosas cuando intenta cogerlas.

 

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>