5 cosas que puede hacer para disminuir su ira ahora mismo

La ira y el enfado son emociones naturales. Todo el mundo experimenta ira de vez en cuando. Por desgracia, cuando la ira se vuelve excesiva puede dar lugar a todo tipo de problemas. Y esto ocurre frecuentemente. Es posible que tenga regularmente la experiencia de frustrarse por algo, darle vueltas sobre ello, y que acabe influyendo en su comportamiento hasta desahogarse con alguien. Luego, después de hacerlo, reconoce lo que lo desencadenó que no era un gran problema, después de todo.

Afortunadamente, hay una serie de cosas que usted puede hacer para controlar sus reacciones a las situaciones, disminuir su enfado y manejar los factores estresantes de una manera más eficaz.

Continúa leyendo

¿Deja las cosas para el último minuto? Utilice la regla de los cinco minutos

Una y otra vez, cuando ayudo a la gente a abordar cuestiones de toda la vida como la procrastinación (ir posponiendo aquellas cosas que se han de hacer), me encuentro con lo mismo: los primeros cinco minutos de cualquier cosa son la parte más difícil. Para 4 de cada 5 personas que suelen posponer actividades, sólo con trabajar en estos cinco primeros minutos resuelve la mayoría de sus problemas de procrastinación.

Continúa leyendo

Meditación y Cerebro

Las investigaciones de neurociencias han demostrado que la meditación y la formación en atención plena (mindfulness) pueden causar cambios en la plasticidad de la materia gris de su cerebro.

Un grupo de neurocientíficos de Harvard interesados ​​en la meditación o mindfulness han informado que las estructuras del cerebro cambian después de sólo ocho semanas de prácticar meditación. Sara Lazar, Ph.D., autor principal del estudio, dijo en un comunicado de prensa, “A pesar de que la práctica de la meditación está asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que la meditación también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día.”

Continúa leyendo

Neurofeedback superior al entrenamiento cognitivo para el TDAH

Los niños que reciben entrenamiento de la atención para el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad tienen mayores mejoras con neurofeedback que con técnicas de entrenamiento cognitivo, según un estudio publicado el 17 de febrero en la revista Pediatrics.

Naomi J. Steiner, MD, del The Floating Hospital for Children en el Tufts Medical Center en Boston, y sus colegas asignaron aleatoriamente a 104 niños, con edades entre 7 y 11 años, con el TDAH para recibir neurofeedback, entrenamiento cognitivo, o una condición de control en la escuela. Los investigadores encontraron que, a los seis meses de la intervención, los niños que recibieron neurofeedback, en comparación con los que recibieron entrenamiento cognitivo o el grupo de control, seguían teniendo ganancias significativamente mayores en el Informe de Evaluación de Padres Conners. Estos beneficios incluían cambios en la atención, la función ejecutiva, la hiperactividad y la impulsividad. A los seis meses, los niños que recibieron neurofeedback seguían manteniendo la misma dosis de medicación estimulante, mientras que los niños que recibieron el entrenamiento cognitivo o la condición de control habían tenido que aumentar su dosis entre 9 mg y 13 mg, respectivamente.

Los autores concluyeron que “Los participantes del grupo de Neurofeedback experimentaron mejoras más rápidas y mayores en los síntomas de TDAH, mantenidas a los seis meses de seguimiento, que los participantes de entrenamiento cognitivo o los del grupo de control”. “Este hallazgo sugiere que el neurofeedback es un tratamiento prometedor para el entrenamiento de la atención de los niños con TDAH.”

Seis formas de abandonar las preocupaciones excesivas – o rumiaciones.

6worry-distress

El hábito de preocuparse excesivamente (o rumiar) es algo muy común entre las personas con problemas de ansiedad o depresión y es una conducta que desgasta enormemente su energía, contribuyendo a incrementar el malestar emocional. Las rumiaciones son como un disco rayado que repite una y otra vez las mismas canciones sin parar, recordando errores pasados y situaciones desagradables o anticipando peligros futuros o hipotéticos. Estos pensamientos suelen girar alrededor de situaciones cotidianas como el trabajo o las relaciones sociales. A pesar de que con frecuencia las personas con rumiaciones creen que preocuparse les ayuda a ver las cosas con una mayor claridad, a anticipar dificultades y prepararlas para lo peor, o para encontrar soluciones, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones sólo dificulta el afrontamiento efectivo de los problemas e incrementa los pensamientos negativos acerca de lo que les ocurre.

Continúa leyendo